_66A4685_bn.jpg

Mujer inspiradora, adentrarnos en su método

Viernes 11 de marzo

Biblioteca del Soho | 20:00-21:00

 

Guiados por Celestine, el personaje de Los jardines de Gaetano Marangelli interpretada por Valentina Corbella nos adentraremos a ir un paso más allá. Los jardines es una obra para públicos de un espectador y parte de su inspiración es el trabajo de Marina Abramovic en El artista está presente en el MOMA, Nueva York. Celestine lxs invita a juntxs hacer una performance. Un arte hecho de confianza, vulnerabilidad y conexión.


Elementos necesarios para los participantes:

  • Ropa cómoda.

  • Dejar teléfonos al entrar. Quedarán dentro de la Biblioteca en cajones.

  • Paciencia.

¿Quién es?

¡Conócela mejor!

Valentina Corbella es una actriz internacional que se desempeña actualmente en teatro y en cine. Se ha formado en Buenos Aires y Nueva York, donde comenzó con su trabajo en cine protagonizando varios largometrajes y cortometrajes. La actriz fue premiada en festivales de cine internacionales por su rol en Starlit y por su papel principal en Akika, que le llevó a ser invitada al Festival de Cannes y ganó premios de mejor actriz principal.

 

En Buenos Aires, asistió a Jean Jacques-Lemetre (Theatre du Soleil) en varios seminarios, entrenó Suzuki y trabajó en teatro. Estrenó Iniquidad en 2019 y En el olvido de mis padres en 2020, un proyecto teatral abordado desde el entrenamiento Suzuki y Viewpoints.


La actriz entrena Suzuki y Viewpoints regularmente junto a KYU Company dirigida por Ernesto Martínez Correa. También, sostiene un entrenamiento regular junto a su colega Lucia Reyes con quien creó y protagonizó Girasoles en el techo -experiencia teatral virtual
producida durante la pandemia-.


Actualmente, Valentina se encuentra radicada en Madrid con proyectos teatrales y
cinematográficos en agenda.

Marina Abramović (1946, Belgrado, Yugoslavia), es una artista serbia dedicada al arte del performance que inició su carrera a comienzos de los años 1970. Activa durante más de cuatro décadas, se ha descrito a sí misma como la "madrina del arte de la performance".

 

El trabajo de Abramović explora la relación entre el artista y la audiencia, los límites del cuerpo y las posibilidades de la mente. En su innovador trabajo de 2010, El artista está presente, simplemente se sentó en una silla frente a su público durante ocho horas al día... con resultados poderosamente conmovedores. Es posible que su trabajo más audaz aún esté por venir: está tomando la forma de un instituto de arte en expansión dedicado a la experimentación y actos simples realizados con atención consciente. "No pasa nada si siempre haces las cosas de la misma manera", dice ella. "Mi método es hacer las cosas que me dan miedo, las cosas que no sé, ir a un territorio en el que nadie ha estado nunca".